VIAJES
A+ A A-

Caminos de Andalucía. Copas entre dos mares

Valora este artículo
(0 votos)

Una bodega con alojamiento en el Condado, un mercado en Triana, los langostinos y todo el mar comestible en Bigote, frente a Doñana, y deliciosos hoteles y paradores como el de Arcos, y paseos por viñas, por el asoleo de las uvas y por tantas bodegas, para bucear a fondo en la complejidad de estos vinos de los que nunca se acaba de aprender. Las rutas del vino son más que vino. Mientras redactamos estas líneas, Rosario Hernández, cargada de experiencia en estas lides, ha sido nombrada nueva coordinadora de Rutas del Vino de España, un proyecto puesto en marcha por la Asociación de Ciudades Españolas del Vino (ACEVIN) en colaboración con la Secretaría General de Turismo y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Para el turista, una Ruta del Vino es un viaje que ofrece la posibilidad de sumergirse en la cultura, tradición y costumbres de un territorio vitivinícola. Pasear por un viñedo, visitar bodegas y conocer el proceso de elaboración del vino, participar en catas comentadas, alojarse en un entorno rural, tomar un buen vino en una taberna y adquirir productos típicos en una tienda especializada son algunas de las experiencias que una Ruta del Vino brinda al viajero, sin olvidar, claro está, la oportunidad de conocer el patrimonio histórico, cultural y natural de la región. Para los empresarios de la zona supone la creación de una marca común fuerte y distintiva que garantiza asistencia mutua y colaboración para aprovechar un mercado creciente y dinámico, desestacionalización de la demanda, análisis y mejora sistemática de la calidad de servicio, formación, central de compras y ventas, promoción y comercialización conjunta. En Andalucía se han constituido rutas en torno a los vinos de Montilla-Moriles, Marco de Jerez y Condado de Huelva, y está en ciernes Málaga. Pero lo cierto es que cualquier excursión por cualquier rincón de la comunidad conduce al vino. En Almería y Granada, la Alpujarra se va poblando de flamantes bodegas de puertas abiertas, un alto en ese camino de montaña desde la que se adivina el mar: desde Albonduy a Laujar, donde a principios de este mes de mayo se celebra la IV edición de la Feria del Vino; desde Cádiar hasta Ugijar, en los pliegues de la falda blanca de Sierra Nevada. Al otro extremo, otro blanco, el de los pueblos de interior de Cádiz, de Huelva, de Málaga, de Sevilla, e incluso algún claro entre los olivos de Jaén y de Córdoba que ahora se colorean con potentes y elegantes tintos. De Córdoba, Pedro Ximénez En el corazón de Andalucía, la D.O. Montilla-Moriles se integró desde el primer momento en el proyecto promovido por ACEVIN. Sus vinos generosos nacen al sur de Córdoba, sobre todo en las zonas de Calidad Superior de la Sierra de Montilla y los Pagos de Moriles Altos. En las visitas a bodegas hay que degustar los jóvenes, los finos para tapear, el amontillado, rey de los generosos, el oloroso, para cualquier hora, y los dulces de pasas de Pedro Ximénez. La Ruta del Vino Montilla-Moriles nace en la deslumbrante Córdoba, escenario de las tres culturas: árabe, judía y cristiana. El camino entre las viñas pasa por Fernán Núñez, que recibe al visitante con su palacio ducal; Montemayor, coronado por su castillo medieval restaurado; La Rambla, centro de la tradicional alfarería; Montilla, célebre por sus bodegas y sede del futuro Museo Andaluz del Vino; Aguilar de la Frontera, con un patrimonio arquitectónico señorial y una plaza octogonal; Moriles, con lagares de arquitectura tradicional entre un mar de vides; Puente Genil, famoso y peculiar por sus desfiles de Semana Santa, y Lucena, antigua ciudad judía cuyo castillo musulmán sirvió de prisión a Boabdil. De Huelva, El Condado y más Las grandes bodegas de El Condado -entre ellas, la cooperativa mayor de Andalucía- están en Bollullos, entre la blancura de sus calles y el resonar de sus empedrados, donde hasta la ermita se esconde entre viñas. Pero la ruta del vino pasa por el encanto de La Palma. La del mosto, en cambio, pasa por Villalba del Alcol, y el reclamo innegable de la zona se encuentra en Rociana y el mágico espacio natural de Doñana. Por eso, a las bodegas, restaurantes y alojamientos, se han sumado un par de agencias que colaboran en la organización de visitas, con calma, con respeto al medio, y con pleno conocimiento. Incluso sirven como guía para visitar las 39 bodegas de la D.O. en otras poblaciones vecinas. Málaga, de Ronda al mar El Museo del Vino de Ronda, inaugurado hace escasas fechas, se encuentra en un precioso edificio que formaba parte de la famosa Casa del Gigante, en el mismo corazón histórico de la ciudad, que fue palacete nazarí y cuenta con importantes restos arqueológicos iberos, romanos y árabes, entre los que destaca una curiosa pileta de lagar que atestigua su larga dedicación como bodega, actividad que se desarrolló en el edificio que ocupa el museo hasta hace unas décadas. El Museo del Vino de Málaga ocupa la antigua destilería de Ojén, un edificio del siglo XVIII convenientemente restaurado. Reúne una valiosa colección de vinos de la provincia y una selección de etiquetas antiguas de los más reconocidos vinos malagueños, además de una exposición de artesanía, antigüedades y elementos relacionados con la enología. Pero Málaga está viva fuera del museo y sus pasas y golosos vinos, presentes desde el interior hasta sus playas. De Jerez, palomino y brandy La guinda o, según se mire, el plato fuerte es el Marco de Jerez. 17 bodegas en Jerez, 10 en Sanlúcar, media docena en el Puerto y algunas más salpicadas en Chiclana, Trebujena, Chipiona, Lebrija, Rota... exhiben el secreto de las catedrales donde se produce la transustanciación del mosto -el vino base sin demasiada gracia- en el poderío ancestral del Jerez. A la ruta se han sumado hoteles lujosos y alojamientos acogedores, bares de alcurnia y picoteo, y restaurantes donde combinar la copa con pescaíto y marisco al borde del mar, y también enotecas y asociaciones báquicas y gastronómicas como muestra de que la zona vive de, en, entre, por y para sus vinos. Y eso es lo que percibe el visitante recorriendo las onduladas tierras albarizas, los centros de las villas donde, tras cada reja, vive una bodega centenaria. Y es que Andalucía es un brindis permanente. Las Rutas del Vino redondean el mapa enoturístico oficial de Andalucía, pero en ese ingente territorio geográfico, histórico, artístico y vitivinícola, todos los caminos conducen a una copa, al son de una guitarra y la quebrada voz de un cantaor bajo el embriagante manto perfumado de los naranjos o frente a un plato aliñado con los aceites que alternan en los cerros con las viñas. Decir Andalucía, desde hace treinta siglos, es decir vino. Ruta del Vino y del Brandy del Marco de Jerez Avda. Álvaro Domecq, 2 Jerez (Cádiz) Tel. 956 332 050 Fax: 956 338 908 www.rutadeljerezyelbrandy.es Ruta del Vino de Montilla-Moriles Casa del Inca. Cap. Alonso de Vargas, 3 Montilla (Córdoba) Tel.957 652 345 Fax: 957 652 428 www.rutadelvinomontillamoriles.com Ruta del Vino del Condado de Huelva (en certificación) Pol. Ind. El Corchito, 41 Bonares (Huelva) Tel. 959 364 810/14 Fax: 959 364 813 www.rutaldelvinocondadodehuelva.es D.O. Málaga y Sierras de Málaga (ruta en construcción) C/ Fernando Camino, 2 Málaga Tel. 952 228 493 Fax: 952 227 990 www.vinomalaga.com Visitas Museo del Vino de Ojén Misterio de Jerez Museo del Vino de Ronda Sandeman Bodega Museo Museo Barbadillo de la Manzanilla

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

Restaurante 33
Capuchinos, 7 - Transversal
Tudela
T.948 827 606

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10